Pigmentos cerámicos para esmalte


Los pigmentos cerámicos para esmalte son compuestos sintéticos con estructuras cristalinas definidas que se utilizan para colorear engobes, esmaltes y cristalinas para la industria cerámica y artística.
Los pigmentos inorgánicos cerámicos son pigmentos muy estables desde el punto de vista térmico y químico: son ideales para utilizarse a altas temperaturas y resisten muy bien a las acciones oxidantes o reductoras y a la agresión química del vidrio fundido.

Los pigmentos cerámicos para esmaltes se obtienen de la reacción de óxidos o sales metálicas en estado sólido, a alta temperatura, generalmente cuando hay mineralizadores como los haluros metálicos alcalinos. Reacciones en estado sólido que tienen lugar en el rango de temperaturas entre 800 y 1400°C y pueden tener lugar en hornos discontinuos, muflas u hornos continuos, rotatorios.
Las estructuras cristalinas que se forman durante la reacción en estado sólido dependen de los óxidos metálicos que componen el pigmento y son, por ejemplo: granate, olivino, espinela, rutilo, circón, corindón y esfena.

Debido a su pobre solubilidad, los pigmentos cerámicos para esmalte, introducidos en el esmalte permanecen dispersos e inalterados, incluso después de la cocción. Mejoran el aspecto estético del vidrio dándole un color y no dan lugar a defectos como burbujas ni agujeros.
La estabilidad y el rendimiento colorimétrico del color siempre dependen de la base y del ciclo térmico que se utilicen. Hay pigmentos más adecuados para las bajas temperaturas y otros más adecuados para las altas temperaturas. Además, la composición química de la base vitrificable tiene un efecto considerable en el desarrollo del color de un esmalte.

Contáctenos para más información sobre Pigmentos cerámicos para esmalte

Declaro que he leído la política de privacidad del sitio. www.incolours.it